13-12-2018   00:15
  • hitsmovil
  • acusticomovil
  • sanaeMovil
  • noticiasmovil
  • anunciate
  • ard t
  • bannerapp
  • cerda
  • fadaisbanner

EL CRUZ AZUL SE ENFRENTA A SÍ MISMO Y AL AMÉRICA EN LA FINAL DE LA LIGA MX

2018-12-10

El Cruz Azul es un equipo que ha estado asociado al fracaso inminente. Una racha de casi 21 años sin ganar la Liga y toda una serie de finales perdidas en los últimos segundos le han convertido en el gran perdedor del fútbol mexicano. Hasta ahora. La M&aacu...

Leer más...

EL CRUZ AZUL SE ENFRENTA A SÍ MISMO Y AL AMÉRICA EN LA FINAL DE LA LIGA MX

2018-12-10

El Cruz Azul es un equipo que ha estado asociado al fracaso inminente. Una racha de casi 21 años sin ganar la Liga y toda una serie de finales perdidas en los últimos segundos le han convertido en el gran perdedor del fútbol mexicano. Hasta ahora. La Máquina se ha instalado en la final del campeonato mexicano frente a su máximo rival, el América, su mayor hostigador. Solo que esta vez el entusiasmo tiñe de azul.

La maldición del errante Cruz Azul data de diciembre de 1997. Ese fue el útlimo año en el que ganaron el torneo de Liga en un partido en el que su mejor delantero, Carlos Hermosillo, recibió una patada en el rostro y, ensangrentado, anotó el penalti del triunfo. A partir de ese momento, perdieron cinco finales de la Liga y una Copa Libertadores en 2001. La derrota más dolorosa fue en 2013 contra el América. En esa final, el trofeo empezaba a ser grabado con la leyenda "Cruz Azul, campeón", pero en dos minutos los americanistas empataron el juego y lo llevaron a los penaltis. Allí nació el verbo ficticio de cruzazulear: fallar en el último suspiro.

 

En el fútbol de México la meritocracia ha dejado de ser un factor clave. El campeonato se divide en 17 fechas, los mejores ocho equipos se clasifican a la fase final. En la liguilla es donde cualquier cosa puede pasar y en la que poco importa si se fue muy constante en la primera etapa del torneo. El sistema es tan bondadoso que permite al octavo lugar coronarse. En esta ocasión no será así porque se enfrentarán el primero, Cruz Azul, contra el segundo, el América, a jugarse el próximo jueves 13 y domingo 16.

Los cementeros no quieren saber de embrujos. Además de clasificarse a la final, tras vencer a Querétaro (3-1) y a Monterrey (1-1), tienen la certidumbre de haberse quedado con el torneo de Copa hace unos meses, un título que ayudó al autoestima. Los dirigidos por Pedro Caixhina aspiran a un doblete que les haga olvidar todas las burlas. El América destrozó al Toluca (5-4) y a los Pumas (7-2) antes de disputar el torneo.

Fuente: El País 

 

 

 

LÓPEZ OBRADOR APUESTA POR EL RESCATE DE LA FRÁGIL PEMEX

2018-12-10

Andrés Manuel López Obrador quiere rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex), un frágil buque que se hunde poco a poco. El nuevo presidente mexicano no oculta su intención de recuperar la bonanza de la petrolera estatal y se aferra a un dato: durante 14 a...

Leer más...

LÓPEZ OBRADOR APUESTA POR EL RESCATE DE LA FRÁGIL PEMEX

2018-12-10

Andrés Manuel López Obrador quiere rescatar a Petróleos Mexicanos (Pemex), un frágil buque que se hunde poco a poco. El nuevo presidente mexicano no oculta su intención de recuperar la bonanza de la petrolera estatal y se aferra a un dato: durante 14 años la producción de crudo de México ha ido en declive —actualmente es de 1,7 millones de barriles diarios, cuando en 2004 era de 3,3 millones de unidades al día—. Su plan incluye aumentar la inversión para la firma, acelerar la extracción de crudo e incrementar el refino de hidrocarburos. Todo esto sin tocar, de momento, la reforma energética de su antecesor, el ex presidente Enrique Peña Nieto, que comenzó la apertura del sector tras 76 años de control estatal. La apuesta del político de izquierda genera dudas e incertidumbre en México, ante el temor de algunos sectores de volver al modelo del pasado: una industria energética que gira en torno a la petrolera estatal.

Pemex ha luchado en el último año para recuperarse de su descalabro financiero de 2017 cuando perdió 16.300 millones de dólares, un 74% más que en 2016, y alcanzó una deuda financiera total de 105.000 millones de dólares. Los males de la petrolera se han vuelto crónicos: menos inversión, altas cargas fiscales y la caída global de los precios del crudo. “La situación financiera de Pemex se ha agravado en los últimos años debido a la reducción significativa de sus ingresos ocasionada por la caída en los precios internacionales del petróleo y las reducciones de las plataformas nacionales de producción y exportación del hidrocarburo”, apunta el estudio Reforma energética: balance de cierre a 2018,del Instituto Belisario Domínguez, perteneciente el Senado mexicano.

 

En octubre, la agencia Fitch Ratings cambió de estable a negativa la perspectiva de calificación de la firma ante la incertidumbre por la estrategia comercial de la petrolera. López Obrador ha dado algunas pistas, en los últimos días, de hacia dónde quiere llevar a la empresa estatal. “Se nos está cayendo la producción petrolera, vamos a intervenir. Pemex va a manejar ahora más inversión y ya en unos días más vamos a iniciar la perforación de nuevos pozos petroleros y la intervención de pozos que están declinando en producción pero que se van a reactivar”, ha dicho. El planteamiento del presidente mexicano se remonta a la época dorada de la firma en la década de los años 80: poner a toda marcha la maquinaria estatal petrolera. Este domingo anunciará un plan de refino para insistir en la construcción de una planta en el Estado de Tabasco, para reducir la importación de combustibles, que al cierre de 2017 representó el 68%.

 

López Obrador ha sido históricamente un opositor a la reforma energética que supone la apertura del mercado energético a la inversión privada. Su visión se contrapone a la de su antecesor. Peña Nieto comenzó un proceso en el que las petroleras de diferentes países accedieron a 111 contratos para explorar y explotar yacimientos en las cuencas petroleras, al mismo tiempo que disminuyó el papel de Pemex en la escena energética. Para resistir la caída, la petrolera ha echado mano de las exportaciones, principalmente, hacia Estados Unidos (66%) y Europa (13%). El declive de la extracción de crudo de los yacimientos de Ku Maloob Zaap y Cantarell, los más abundantes de México, también ha abonado a su deterioro. El nuevo presidente mexicano ha anunciado esta semana que en los próximos días pondrá en marcha el proceso de extracción de 10 pozos en el Estado de Campeche, a cargo de Pemex.

El impulso a la petrolera estatal tendrá que convivir con los proyectos que la reforma energética ha emprendido desde 2015, cuando se firmaron los primeros contratos con las compañías privadas. Tras la apertura del sector, Pemex se ha apuntado en 21 convenios tanto en asociación como en competencia con empresas de todo el mundo. “Es muy bueno que López Obrador le exija a Pemex ser más productivo, el declive de la producción nacional es en parte responsabilidad de ellos por la falta de inversión. Se puede tener un gran Pemex al mismo tiempo que las grandes empresas privadas invierten en la industria. Como en Brasil donde Petrobras [la compañía estatal] tiene el 85% del mercado, mientras que existe un mercado privado muy fuerte”, apunta Jeremy Martin, especialista en Energía del Instituto de las Américas.

El presidente mexicano ha decidido no acabar de un golpe con el legado energético de Peña Nieto y ha ofrecido a las compañías una tregua de tres años para que entreguen sus primeros barriles de crudo. “Con los contratos no se ha sacado un barril de petróleo, entonces no podemos nosotros continuar entregando territorios para la extracción de hidrocarburos sino hay inversión y lo más importante si no hay producción”, ha comentado López Obrador. Entre los argumentos que Peña Nieto expuso para la aprobación de la reforma energética en 2013 estaba la reducida capacidad técnica y financiera de Pemex para extraer hidrocarburos en aguas profundas —pozos en el mar a una profundidad de entre 500 y 1.500 metros—. Firmas como Repsol, Exxon Mobil, Shell, Chevon, Total, Statoil y ENI se apuntaron para cumplir con esa tarea.

La italiana ENI fue la primera compañía privada en hallar crudo en el Golfo de México en marzo de 2017. La empresa confirmó, entonces, que Pemex había explorado la misma región del hallazgo —frente a los costas de Ciudad del Carmen (Campeche)— pero que había desistido de trabajar en ella porque no tenía la capacidad financiera y técnica para explotarla. La mayoría de los proyectos en aguas profundas del Golfo de México se encuentran en fase de exploración, incluso aquellos en los que Pemex participa. “Se sabe que para los proyectos de aguas profundas se necesitan plazos de 5,6 o 7 años de desarrollo. Los primeros contratos se hicieron hace año y medio, aún es pronto para obtener barriles”, detalla Martin, del Instituto de las Américas.

La administración de López Obrador ha suspendido las subastas petroleras de 2018 y no ha confirmado la puja prevista para el 14 de febrero de 2019. El Congreso mexicano, con una mayoría del partido del presidente —el Movimiento Nacional de Regeneración (Morena) —, ha confirmado que en los presupuestos de 2019 se hará un esfuerzo por reducir la carga fiscal a la que Pemex ha estado sometida durante años. La petrolera tiene una oportunidad para tomar el control de sus finanzas y reinventarse. “Es un asunto más que ideológico o político, de juicio práctico”, ha dicho el presidente para explicar su viraje en la política energética de México.

Fuente: El País 

 

 

 

LÓPEZ OBRADOR REPROCHA A LOS JUECES QUE “NO ENTIENDEN LA NUEVA REALIDAD DEL PAÍS”, TRAS SU PRIMER REVÉS JUDICIAL

2018-12-10

Solo han pasado ocho días de su llegada al poder y ya está servida la primera controversia entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJN). El mandatario respondió con dureza este s&aacut...

Leer más...

LÓPEZ OBRADOR REPROCHA A LOS JUECES QUE “NO ENTIENDEN LA NUEVA REALIDAD DEL PAÍS”, TRAS SU PRIMER REVÉS JUDICIAL

2018-12-10

Solo han pasado ocho días de su llegada al poder y ya está servida la primera controversia entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador y los jueces de la Suprema Corte de Justicia (SCJN). El mandatario respondió con dureza este sábado a los jueces al decir que "se equivocan" y que no han entendido "la nueva realidad" que vive el país, después de saber que fue temporalmente suspendida una de sus principales promesas de campaña: que no haya ningún funcionario que gane más que el presidente.

"No puede haber gobierno rico con pueblo pobre (...) deberían de quitar el retrato de Juárez de la Suprema Corte, porque Juárez decía que el funcionario tendría que aprender a vivir en la justa medianía. Entonces, ¿para qué tienen a Juárez ahí?”, se preguntó.

López Obrador dijo que será "respetuoso" con la decisión que tome el máximo tribunal, pero desafió a los ministros de la Suprema Corte a que fallen a favor de su propuesta de austeridad. “Vamos a ser respetuosos del artículo 127 de la Constitución, que establece que ningún funcionario puede percibir más que el presidente. Nosotros nos vamos a ajustar a eso y creo que va a hacer lo mismo el Poder Legislativo”, dijo en Tuxtla Gutiérrez, donde asistió a la toma de posesión del nuevo gobernador de Chiapas.

Tras su llegada al poder el pasado 1 de diciembre, una de las primeras leyes del nuevo Gobierno fue suspendida la tarde del viernes por el máximo tribunal mexicano. El ministro de la Suprema Corte de Justicia Alberto Pérez Dayán ordenó paralizar temporalmente la aplicación de la Ley Federal de Remuneraciones. que fija un techo salarial para los altos funcionarios de 108.000 pesos mensuales (5.300 dólares), el nuevo sueldo del presidente.

El dictamen del magistrado, que aún ha de ser discutido en el pleno del tribunal, supone un contratiempo para el plan de ajuste de gasto del Gobierno de Morena, que deberá afrontar el inminente debate parlamentario sobre los presupuestos –fijado para la próxima semana– sin el muro de contención que suponía el límite a los salarios públicos. El fallo final sobre la constitucionalidad de la medida podría tardar hasta seis meses.

El recurso fue presentado por una minoría parlamentaria en el Senado —Morena domina con mayoría absoluta ambas cámaras—, liderada por pesos pesados del PRI como el exsecretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong y del PAN, como el exgobernador de Puebla Rafael Moreno Valle.

El dictamen de la Suprema Corte considera que hay razones para valorar una posible vulneración del artículo 127 de la Constitución, que establece una retribución para los servidores públicos proporcionales a su cargo y responsabilidad. También reconoce un posible conflicto con el artículo 94, que prohíbe que los salarios de los magistrados puedan ser disminuidos durante su cargo.

El plan de austeridad de la Administración, aprobado exprés en septiembre por la mayoría de Morena, había sido recibido por una fuerte ola de rechazo por parte diferentes estamentos públicos, en especial el poder judicial. Más de 2.000 empleados de la judicatura —entre ellos 600 magistrados— han promovido juicios de amparo contra una medida a la que acusan de minar su autonomía institucional. “El desarrollo de estos procesos es independiente aunque paralelo a la acción de inconstitucionalidad que ha motivado la suspensión de este viernes”, subrayan fuentes judiciales. El sueldo mensual —sin sumar prestaciones extra— de los ministros tanto de la Suprema Corte como del Consejo de la Judicatura Federal supera los 269.000 pesos al mes, más del doble del techo fijado.

El coordinador de Morena en el Senado, Ricardo Monreal, acusó por su parte al Poder Judicial de haber inducido el propio recurso aprobado este viernes: “La acción de inconstitucionalidad contra la ley de Remuneraciones fue elaborada, redactada y cabildeada por ministros de la SCJN. Jueces y parte. ¿Alguien duda como resolverán?”. El Gobierno de Morena y su mayoría parlamentaria se ha topado con el poder judicial como el primer gran muro.

A la espera de la resolución sobre el fondo del recuso y de la oleada de amparos, el órgano de gobierno de los jueces prepara en paralelo una tregua a la confrontación. Un acuerdo general de autorregulación en la que reconocen algunos de los vicios y deudas que tienen con la sociedad mexicana. Están dispuestos a dar un vuelco a su estructura. Pero por ellos mismos. Sin la imposición del Legislativo. El Acuerdo General del Consejo de la Judicatura, en manos de este diario, pretende promover la meritocracia y erradicar el nepotismo.

Fuente: El País 

 

MÉXICO FACILITARÁ VISADOS COMO PARTE DE SU PLAN DE MIGRACIÓN CON CENTROAMÉRICA

2018-12-10

El Gobierno de México está convencido de que la migración supone un desafío que va más allá de contemporizar los tuits de Donald Trump. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha asumido que las caravanas de migrantes que atraviesan...

Leer más...

MÉXICO FACILITARÁ VISADOS COMO PARTE DE SU PLAN DE MIGRACIÓN CON CENTROAMÉRICA

2018-12-10

El Gobierno de México está convencido de que la migración supone un desafío que va más allá de contemporizar los tuits de Donald Trump. El presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha asumido que las caravanas de migrantes que atraviesan el país son el principal desafío en política exterior. Por ello, desde que logró la victoria el 1 de julio, ha trabajado en un plan para buscar una salida a los migrantes que abandonan sus países, junto a Guatemala, El Salvador y Honduras que, de la mano de la CEPAL, se presentará este lunes en la cumbre migratoria de Marrakech. Sin embargo, el desarrollo de la estrategia, de por sí ambiciosa, conlleva un reto mayúsculo: convencer a Estados Unidos de que se involucre y así dotar al plan de mayor peso.

El objetivo de México es convertir en oportunidad lo que, hasta ahora, se ha considerado un desafío. Se calcula que más de 200.000 migrantes transitan de forma irregular cada año por el país. A la crisis económica se suma la violencia y la inestabilidad política en países como Honduras y el aumento en los migrantes climáticos que huyen de Guatemala. Ante la insostenible situación de Centroamérica, México pretende erigirse en garante de sus vecinos para lograr los recursos necesarios.

El modelo que se presentará al mundo en Marruecos tiene numerosas aristas. México pretende flexibilizar las condiciones de los centroamericanos para obtener un visado y poder permanecer legalmente el país. México considera que el tamaño del país, casi 130 millones de habitantes y un millón de migrantes frente a los más de 4 millones que, por ejemplo, tiene Alemania con una población de 82 millones de habitantes, permite sin grandes sacrificios incorporar al mercado de trabajo no solo a quienes han ocupado estos días las noticias al atravesar juntos el país en una caravana hoy estancada en Tijuana, sino a los que están por llegar. Con esa flexibilidad, el Gobierno calcula que la migración crecerá entre un 10% y un 15%. El plan de regularización permitiría a todos ellos acceder a los programas de salud a educación pública y proyectos sociales.

Otro de los frentes que pretende el plan es la puesta en marcha de varios megaproyectos de obras públicas. Según las fuentes consultadas, el primero de ellos sería la construcción de la refinería de Dos bocas, en Tabasco, cuyas obras comenzaron este domingo; después el tren Maya, el tren del istmo y los planes de reforestación en Chiapas. En cada una de esas obras, según los datos que maneja la Cancillería, se emplearían a unos 10.000 trabajadores y, al menos la mitad, serían centroamericanos.

A la par, comenzaría un plan de cooperación público privado, aún por definir, que incluye desde la remodelación de quirófanos en Honduras, la formación de personal de Protección Civil en El Salvador o la construcción de un gaseoducto que ayude a bajar el precio de la energía en la región. En paralelo se producirá el desembarco de algunas de las empresas más potentes de México como Cemex, Femsa, Telmex o Elektra, quien participa en el diseño del plan.

López Obrador quiere que el plan comience a operar a finales de enero y prevé que en dos años se perciba los efectos con descenso de la curva migratoria. Para ponerlo en marcha a la mayor brevedad, desde su arrolladora victoria electoral se han celebrado más de 20 reuniones entre el equipo del nuevo canciller, Marcelo Ebrard, y sus contrapartes de El Salvador, Honduras y Guatemala, siendo este último el país más reacio en las negociaciones.

El éxito del proyecto, no obstante, pasa por convencer a Estados Unidos de que se involucre con inversión directa en los países de origen y en el sur de México. Para lograr esa suerte de Plan Marshall que se negocia en paralelo con la Casa Blanca, en México confían en el liderazgo de López Obrador y en una fructífera relación con su homólogo estadounidense, que ambos han celebrado pero que aún no se ha llevado a la práctica más allá de los buenos deseos. Un escalón más abajo por debajo, el canciller, Marcelo Ebrard, maneja dos interlocuciones, la del secretario de Estado, Mike Pompeo, y la de la secretaría de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen, con una posición más dura que el primero. “Escepticismo” es la palabra que más se repite entre los allegados a López Obrador sobre el futuro de las conversaciones con Estados Unidos.

En el Ejecutivo mexicano existe la creencia de que los ataques de Trump se intensificarán a partir del verano, cuando comience la campaña por la reelección, para afianzar su agresivo discurso entre sus votantes más fieles. Actualmente la cooperación de Estados Unidos se basa en el plan Frontera Sur por el que se dota de formación y material de vigilancia fronteriza. México trata de convencer a Trump de que los casi 500 millones entregados en el marco de la Iniciativa Mérida se destinen a proyectos de desarrollo dentro y fuera de México.

México trabaja con un informe redactado conjuntamente con CEPAL que entre otras cosas, recoge las aportaciones de la emigración. “Los inmigrantes tienen ocupaciones diferentes: construcción y agricultura y los flujos migratorios tienen poco impacto en los niveles salariales de los trabajadores domésticos. Según este informe de permitir un mayor flujo migratorio, Estados Unidos crecería al 0,33% más al año frente al 0,27% en caso de una mayor restricción”. Según el estudio, las deportaciones de centroamericanos desde México aumentaron un 85% entre 2014 a 2016 tras la implementación del Programa Frontera Sur. El número de migrantes guatemaltecos arrestados en la frontera de los Estados Unidos se duplicó entre 2017 y 2018 y Honduras evidenció un fuerte crecimiento del flujo migratorio.

Fuente: El País 


Contacto

Radiomex

Llámenos